Tipos de epidemias Zombies

Historias de Zombies :: Tipos de epidemias  Zombies

 

Aunque cada ataque zombi es diferente, dado el número, el terreno, la reacción del pueblo en general, etc., su nivel de intensidad puede medirse en cuatro categorías diferentes:

CLASE 1

Esta es una erupción a bajo nivel, normalmente en un país del tercer mundo o en una zona rural del primer mundo. El número de zombis en esta clase de brote varía entre uno y veinte. Las bajas humanas totales (incluyendo a los infectados) varían entre una y cincuenta. La duración total, desde el primer caso hasta el último (conocido) varía entre veinticuatro horas y catorce días. El área infectada será pequeña, no mayor de unos cuarenta kilómetros de radio. En muchos casos, las fronteras naturales determinarán sus límites. La respuesta será ligera, o exclusivamente civil o con alguna ayuda adicional de las fuerzas locales del orden. La cobertura mediática será leve, si se presenta.  Si los medios están presentes, busca historias comunes como homicidios o “accidentes”. Este es el más común de los brotes y también el más fácil de pasar inadvertido.

Historias de Zombies :: Tipos de epidemias  Zombies

 

CLASE 2

En este nivel de brote se incluyen las zonas urbanas o las zonas rurales con alta densidad de población. El número total de zombis oscilará entre veinte y cien. Las víctimas humanas llegarán a ser hasta varios cientos de personas. La duración de un ataque de clase 2 no es mucho más larga que la de un brote de clase 1.

En algunos casos, un mayor número de zombis hará desencadenar una respuesta más inmediata. Un brote en una zona rural de poca población podría extenderse a un radio de ciento sesenta kilómetros, mientras que un brote urbano podría comprender únicamente algunos edificios. La eliminación sería, por supuesto, más organizada.

La actuación civil sería reemplazada por fuerzas locales, nacionales e incluso federales. Si es un ataque leve se puede buscar ayuda militar adicional, a la Guardia Nacional si estamos en Estados Unidos o a su equivalente fuera de este país. La mayoría de las veces, para aliviar el pánico, estas unidades toman una actitud menos combatiente, aportando asistencia médica, control de multitudes y apoyo logístico. Los brotes de clase 2 casi siempre atraen a la prensa. A no ser que el ataque ocurra en una zona aislada por completo del mundo, o una donde los medios de comunicación se controlen estrictamente, la historia será contada. Esto no quiere decir, sin embargo, que vaya a contarse fielmente.

Historias de Zombies :: Tipos de epidemias  Zombies

CLASE 3

Una crisis de verdad. Los brotes de clase 3, más que cualquier otro, demuestran la amenaza real a la que nos exponen los muertos vivientes. Los zombis son miles y abarcan una zona de varios cientos de kilómetros. La duración del ataque y un posible proceso de limpieza lento podrían durar hasta varios meses. No habría cabida para la censura de los medios o los encubrimientos. Incluso sin la atención de los medios, la magnitud del ataque al completo dejaría demasiados testigos oculares.

Se trata de una batalla completamente desarrollada, donde las fuerzas de la ley serían reemplazadas por unidades de tropas regulares. En la zona infestada quedaría declarado el estado de alarma, así como en las áreas colindantes. Cuenta con la ley marcial, viajes restringidos, suministros racionados, control federal de los servicios y custodia estricta de las comunicaciones. Llevará tiempo desarrollar todas estas medidas. La fase inicial será un caos hasta que aquellos que están en el poder lleguen a controlar la crisis. Disturbios, saqueos y pánico generalizado se añadirán a sus dificultades, atrasando más aún una respuesta efectiva.

Mientras esto ocurriera, los que viven en el área infestada estarían a merced de los no muertos. Aislados, abandonados y rodeados de gules, dependerían únicamente de ellos mismos.

Historias de Zombies :: Tipos de epidemias  Zombies

CLASE 4

Si triunfan los muertos vivientes, el mundo degeneraría en el caos absoluto. Se evaporaría toda clase de orden social. Los que se encontraran en el poder, además de sus familias y compañeros, se esconderían en bunkeres y áreas de seguridad alrededor del país. Seguros en estos refugios, construidos en un principio para la Guerra Fría, sobrevivirían. Tal vez mantengan la fachada de la estructura de mando del gobierno. Tal vez esté disponible la tecnología para comunicarse con otras agencias o incluso con otros líderes mundiales protegidos. Sin embargo, a efectos prácticos, no serían más que un gobierno en el exilio. Con el colapso total de la ley y el orden, pequeños grupos de personas emergerían para afirmar su autoridad. Saqueadores, bandidos y gamberros se aprovecharían de los supervivientes, cogiendo lo que quisieran y permitiéndose cualquier placer que encontraran.

Lo que quedara de la policía y las fuerzas militares serviría como protección para el gobierno que estuviera escondido, desertaría en un intento de salvar a sus familias o degenerarían ellos mismos en bandidos. Un colapso total en la comunicación y el transporte se extendería por el globo. Las ciudades aisladas se convertirían en campos de batalla abiertos, con grupos dispersos de ciudadanos que pelearían por defender zonas de barricadas tanto de los gules como de humanos renegados. Las máquinas abandonadas finalmente se estropearían o, en algunos casos, explotarían.

Son habituales la fundición de los reactores y otros accidentes industriales contaminando el medio con productos químicos tóxicos. En las afueras se desarrollarían rápidamente los zombis. Al no quedar humanos en las ciudades, los no muertos se desplegarían en abanico en busca de la presa. Las casas de las afueras y los barrios residenciales serían completamente destruidos mientras sus habitantes huyen, intentan permanecer y luchar o esperan desamparados a que los rodeen las multitudes de hombres caídos.

Historias de Zombies :: Tipos de epidemias  Zombies

La masacre no sólo se limitaría a los humanos: el aire se llenaría de los alaridos de los animales de granja que estarían atrapados en los corrales o incluso de las mascotas que intentaran defender a sus amos con valentía.

Conforme pasara el tiempo, los incendios se apagarían, las explosiones cesarían, los gritos se desvanecerían. Las zonas fortificadas empezarían a agotar sus provisiones, forzando a mis ocupantes a enfrentarse a sus atacantes no muertos durante misiones de pillaje, evacuaciones o batallas conducidas por una locura desesperada. Las bajas continuarían aumentando al igual que muchos humanos que estuvieran bien protegidos, bien equipados, pero que no tuvieran fuerza de voluntad, dejarían sus vidas en manos de la desesperación total.

A los saqueadores que hemos mencionado antes no les iría mucho mejor que al resto de los humanos. Estos bárbaros modernos se encontrarían así a causa de su falta de respeto hacia la ley, su repulsión hacia la organización y su elección de la destrucción en lugar de la creación. Su existencia nihilista y parasitaria se alimentaría de las riquezas de los otros en lugar de crear la suya propia. Esta mentalidad evita que se asienten y construyan una nueva vida. Ellos siempre están huyendo, luchando contra los no muertos sin importar dónde paren. Incluso si tienen éxito defendiéndose de esta amenaza externa, su necesidad de anarquía finalmente les encaminaría a atacarse entre ellos. Muchas de estas sociedades podrían mantenerse unidas por la fuerte personalidad de un jefe. Una vez que él o ella desapareciera, no habría nada que mantuviera al grupo unido. 

 Historias de Zombies :: Tipos de epidemias  Zombies

 

Pero no importa lo que les ocurriera a los humanos que sobrevivieran, siempre habrá muertos andantes. Con ojos vidriosos y bocas abiertas, sus pútridas figuras cubrirán la Tierra, cazando a toda cosa viviente a su alcance. Sin lugar a dudas, algunas especies de animales se enfrentarán a su extinción.

Este mundo postapocalíptico tendrá el aspecto de un paisaje devastado: ciudades quemadas, carreteras silenciosas, casas desmoronadas, barcos abandonados oxidándose en la costa, huesos roídos y descoloridos esparcidos sobre un mundo que ahora dirigirían máquinas de carne muerta andante.

Fuente: Manual de Supervivencia Zombie (Max Brooks)

This entry was posted in Documentación Zombie and tagged , , , , . Bookmark the permalink.
  • Misi666

    Interesante entrada sobre tipos de brotes y epidemias de Zombies, cada una me recuerda a muchas peliculas

  • Crisghost 666

    muy bien defendida informacion y buen argumento amigo pero debemos añadir deventajas a eso de los zombis ya que no se podria desarrollar la enfermedad a causa de varios factores a tener en cuenta el cambio climatico el calentamiento global los zombis no resistirian temperaturas muy extremas de frio porque se quedarian totalmente rigidos y tampoco temperaturas muy calurosas porque aceleraria su proceso de descomposicion a tener en cuenta los animales carroñeros que los verian como comida y los carnivoros sin contar los organismos que afectan a sus malparados y putrefactos cuerpos sin mencionar que desde que apareciese un minimo zombie y se avisase a las autoridades el apocalipsis no se podria efectuar ya que seria neutralizado rapidamente